Desde el 2007 a la fecha, el FISE, en cumplimiento con la responsabilidad encomendada por el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, de rectorear el subsector de agua potable y saneamiento rural, ha venido teniendo cada vez más presencia en las comunidades,  garantizando a las familias nicaragüenses un servicio de agua potable, saneamiento digno e higiene, priorizando los segmentos más vulnerables de la población y sectores que nunca habían contado con esos servicios, como las Regiones Autónomas de la Costa Caribe.

El impacto de la labor que desarrolla el FISE en las comunidades rurales se evidencia en el avance de la cobertura en  agua potable, que del 2007 al 2020 ha pasado del 26.7% al 55% para un total de 1,968,017 protagonistas en agua y en saneamiento pasó de un 36% al 51% la cobertura, restituyendo derechos a una mejor calidad de vida a 1,815,322 protagonistas.